• es
logo

Rambla Catalunya 66, 2 B

08007, Barcelona
Email: info@legalcity.es
Tel:   (+34) 93 487 09 73
WhatsApp: (+34) 685 033 093
premio_marketing_legal

De contrato temporal a contrato fijo

De contrato temporal a contrato fijo

En 2016 se convirtieron más de 500.000 contratos temporales en indefinidos.  Es por lo tanto un procedimiento bastante habitual y que en muchos casos las empresas aprovechan para obtener subvenciones e incentivos en materia de cotizaciones sociales y fiscalidad.  Además, los convenios colectivos suelen incluir cláusulas que lo regulan en su sector.


Hasta el año 2014 existía un modelo específico mediante el que la empresa comunicaba al trabajador y al Servicio Público de Empleo la conversión de un contrato temporal en indefinido, pero a partir de esa fecha, en la que el gobierno simplificó los tipos de contratos, se firma un contrato de trabajo indefinido con la cláusula “Conversión de contrato temporal en indefinido”.  Se utiliza este modelo oficial de contrato indefinido (pdf) que en su página 21 incluye las cláusulas de la conversión.

La empresa comunicará por medios informáticos al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) la conversión del contrato y le entregará al trabajador una copia sellada telemáticamente por este organismo.

Sin embargo, aunque se firma el documento que acredita la conversión del contrato temporal en indefinido, la relación laboral entre la empresa y el trabajador no se ha interrumpido, sino que continúa y únicamente hay un cambio en cuanto al tipo de contratación.

¿Debe la empresa entregar el finiquito al trabajador?

No. En la conversión del contrato temporal en uno fijo, la empresa no tiene que entregar ningún tipo de finiquito al trabajador, ya que no se ha interrumpido la relación laboral.  El trabajador debe de seguir prestando servicios como si no hubiese habido ninguna modificación y la empresa tendrá que respetarle todos sus derechos, su antigüedad , las vacaciones, etc.

La conversión de un contrato temporal a uno indefinido por obligación legal

En otros casos el cambio de temporal a indefinido no es por acuerdo si no es porque una ley obliga a ello normalmente por algún incumplimiento de la empresa o por haber sobrepasado los límites de la contratación temporal.

Cuando se producen estos casos de conversión forzosa, la empresa debería de entregar al trabajador un documento indicando la nueva condición como indefinido en la empresa en el plazo de 10 días desde que se adquiere esta condición. En la práctica casi ninguna empresa lo hace, y muchas veces es necesario reclamar esta condición como indefinido.

En este tipo de conversión de contrato, la empresa tampoco tiene que entregar finiquito al trabajador, ya que no se ha producido interrupción de la relación laboral, que se pese al cambio de contrato, se mantiene con todos los derechos para el trabajador.

¿Y si la empresa insiste en entregar el finiquito?

Hay ocasiones en las que la empresa no realiza la conversión a indefinido de la forma prevista legalmente (sin que haya interrupción de la relación laboral), sino que opta por dar por finalizado el contrato temporal,  finiquitar al trabajador y luego contratarle de nuevo mediante otro contrato temporal o un contrato indefinido.  A veces, incluso, entrega un finiquito al trabajador y no le paga correctamente las cantidades que le corresponderían.

Cada caso debe ser analizado individualmente, pero como recomendación general, en estas situaciones puede firmarse el finiquito que se entregue como “no conforme” o como “pendiente de revisión”. De este modo se podrá reclamar más adelante la indemnización por todo el tiempo trabajado en la empresa, aunque sea por varios contratos, así como los derechos por el tiempo trabajado, como las vacaciones, pagas extraordinarias, etc.

fuente: citapreviainem.es

No Comments

Post A Comment