• es
logo

Rambla Catalunya 66, 2 B

08007, Barcelona
Email: info@legalcity.es
Tel:   (+34) 93 487 09 73
WhatsApp: (+34) 685 033 093
HORARIO
De lunes a jueves: de 9h a 13:30h y de 16h a 20h
Viernes: de 9h a 15h

17 Feb El empadronamiento de personas extranjeras en España

Una obligación y un derecho, sea cual sea tu situación legal en España.

LC_empadronamiento

Como bien saben todas las personas extranjeras al poco de llegar a España, uno de los primeros trámites que deben realizar es el de empadronamiento en el Municipio de residencia.

El empadronamiento no es más que el registro donde constan todas las personas que residen efectivamente en un Municipio. Empadronarse, pues no es sólo un derecho de toda persona residente en un Municipio, sino que es una obligación. Esto incluye también a las personas extranjeras, con independencia de su situación legal o administrativa en España.

Incluso, la ley permite que se empadrone a personas sin domicilio, a través de los Servicios  Sociales Municipales.

El hecho de empadronarse, pues, no otorga ningún derecho de residencia legal en España.  Pero es un documento necesario para muchos trámites como la escolarización de menores, asistencia sanitaria, transporte o asistencia social.

Además, el empadronamiento sí puede ser un documento de gran utilidad en ciertos procedimientos de extranjería (como la autorización de residencia por arraigo), pues es una prueba de la permanencia en España.

A pesar de ello, en ocasiones nos encontramos con Ayuntamientos que ponen obstáculos para empadronar a personas extranjeras, especialmente si no tienen autorización de residencia en España, bien denegando el empadronamiento, bien solicitando documentación que no se pide a los vecinos españoles.

Este comportamiento no es admisible y en caso de que te encuentres en una de estas situaciones, te aconsejamos que busques asesoramiento para defender tu derecho a estar empadronado en tu Municipio de residencia.

No obstante, hay que recordar que la finalidad del empadronamiento es reflejar una situación de hecho, por lo que no es recomendable empadronarse en un domicilio donde no se tiene residencia. En el caso de personas extranjeras esto se considera una infracción grave de la Ley de Extranjería, de la que sería responsable el titular del domicilio, que podría ser sancionado por ello con multa de 501 hasta 100.000 euros.

 
MÁS INFORMACIÓN

 Fuente Fundación Migrar

 

 

No Comments

Post A Comment