logo

Rambla Catalunya 66, 2 B

08007, Barcelona
Email: info@legalcity.es
Tel:   (+34) 93 487 09 73
WhatsApp: (+34) 685 033 093
premio_marketing_legal
Legalcity | Renovación del plan PREPARA
29989
post-template-default,single,single-post,postid-29989,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Renovación del plan PREPARA

Renovación del plan PREPARA

La ayuda de 400 euros al mes para desempleados de larga duración o con responsabilidades familiares (PLAN PREPARA) terminó su vigencia el pasado 15 de agosto de 2017

¿Por qué se ha complicado la renovación de esta ayuda?

¿Qué impide la prórroga del Plan Prepara?

Según la última prórroga aprobada del PLAN PREPARA esta ayuda estaría vigente hasta el pasado 15 de agosto de 2017. Desde 2011 el Servicio Público de Empleo había ido renovando esta ayuda cada seis meses y se han beneficiado de ella casi un millón de desempleados. Sin embargo la última prórroga no se ha producido. ¿Cuál es el motivo? ¿se puede pedir el Prepara en este momento?. Lo explicamos a continuación.

Las singularidades del Plan Prepara

El Plan Prepara es una ayuda extraordinaria, junto con la Renta Activa de Inserción (RAI) y el Programa de Activación para el Empleo (PAE). Son ayudas que no forman parte de los subsidios ordinarios que están garantizados en la Ley General de la Seguridad Social y que tienen su propia normativa y requisitos.  Surgen para intentar dar cobertura a colectivos muy específicos que ya no pueden acceder a la protección asistencial de los subsidios por desempleo.

En concreto, el Plan Prepara facilita durante seis meses una ayuda de 400 o 450 euros a desempleados de larga duración o con responsabilidades familiares que, en ambos casos, acaben de agotar el último subsidio o prestación contributiva.  Se trata de una ayuda con muchos requisitos que no protege a todos los desempleados que ya no cobran prestaciones y que además, tan solo se puede pedir durante seis meses y una sola vez.

Los objetivos no se han cumplido

El Plan Prepara tiene una naturaleza jurídica complicada. No es propiamente una ayuda asistencial, sino una subvención económica para que las personas en situación de desempleo puedan recibir formación especializada durante seis meses, con la expectativa de lograr su reinserción en el mercado laboral.

Sin duda eran buenas intenciones que la realidad echó rápidamente por tierra: el actual sistema de formación para el empleo no dispone de recursos suficientes, ni infraestructura, ni planificación adecuada para impartir formación de calidad que logre recolocar en seis meses a  los desempleados de larga duración.

Así, los desempleados que solicitaban esta ayuda se encontraban con los mismos cursos de formación de siempre y en algunos casos, ni tan siquiera había presupuesto suficiente y el curso era sustituido por sesiones de orientación para el empleo.  El Prepara se convirtió, de este modo, en una simple ayuda económica de seis meses de duración.  Además, los pagos de esta ayuda siempre han sufrido retrasos al no depender de la Seguridad Social, sino de una partida del Ministerio de Hacienda, como una subvención más.

La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Plan Prepara

Por si fuera poco, al fracaso de su objetivo de reinserción laboral y a los problemas de gestión de los pagos, se suma la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, que afirma que esta ayuda estatal invade competencias autonómicas y declara la nulidad de algunos artículos de la ley del Plan Prepara.

Falta de acuerdo con los interlocutores sociales

Ante esta sentencia, el Ministerio de Empleo convocó a los agentes sociales para revisar todo el sistema de ayudas extraordinarias (PREPARA, RAI y PAE) e intentar encajarlo en la legalidad tras la sentencia del Constitucional.   De las reuniones con sindicatos y patronal no se obtuvieron resultados y los propios sindicatos (CCOO y UGT) ya adelantaron que el gobierno no prorrogaría la ayuda en el Consejo de Ministros del 25 de agosto.

Propuesta del Gobierno a las Comunidades Autónomas

La sentencia del Tribunal Constitucional obliga a un acuerdo entre el gobierno y las Comunidades Autónomas y esta parece ser la mayor dificultad en este momento. Tras la comparecencia de la Ministra de Empleo, Fátima Bánez en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso el pasado 29 de agosto, el Ministerio ha remitido a las Comunidades Autónomas “un primer borrador de acuerdo y de Real Decreto Ley para dar continuidad al Programa PREPARA de manera extraordinaria y limitada en el tiempo, evitando así la desprotección de quienes lo pudieran haber solicitado desde el pasado 15 de agosto”, como comunica en su nota de prensa.

La Ministra de Empleo ha afirmado que “la única opción viable para evitar la desprotección de los desempleados a los que pudiera beneficiar el Plan PREPARA es alcanzar un acuerdo unánime en Conferencia Sectorial, que encomiende por las Comunidades Autónomas al SEPE su gestión de manera extraordinaria y limitada en el tiempo”.

Sería por lo tanto una maniobra provisional para seguir manteniendo de forma excepcional el Plan Prepara sin incumplir la sentencia del Tribunal Constitucional, mientras se llega a un acuerdo para establecer nuevos sistemas de protección para los desempleados que ya no reciben ninguna prestación económica.

El Gobierno, por lo tanto, traslada al 4 de septiembre los trabajos de la Mesa del Plan de Choque por el Empleo, para revisar el sistema de protección para los desempleados de larga duración.

Esta decisión ha sido duramente criticada por los sindicatos. La Secretaria de Empleo de CCOO, Lola Santillana, ha declarado que “la ministra de Empleo ha tirado balones fuera, cuando la única responsabilidad de que no se haya prorrogado el PREPARA es de su Ministerio” y explica las que, en opinión del sindicato, son las razones de la situación actual.

En el mismo sentido, UGT considera que no hay alternativa a la prórroga del Plan Prepara, porque no es “coherente dejar al descubierto a más de la mitad de los trabajadores que están sin recursos”.

¿Quienes pueden pedir el Plan Prepara en este momento?

Desde un punto de vista legal y según la última renovación aprobada en el BOE, la ayuda ha estado vigente hasta el pasado 15 de agosto, inclusive.

La norma indica que la última prórroga del Prepara será de aplicación a “las personas desempleadas por extinción de su relación laboral e inscritas como demandantes de empleo en las Oficinas de Empleo que, dentro del período comprendido entre los días 16 de febrero y 15 de agosto de 2017, ambos inclusive, agoten la prestación por desempleo de nivel contributivo y no tengan derecho a cualquiera de los subsidios por desempleo establecidos en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, o bien hayan agotado alguno de estos subsidios, incluidas sus prórrogas, y reúnan el resto de los requisitos establecidos en el Real Decreto-ley 23/2012, de 24 de agosto.”

Esto quiere decir que todavía tienen garantizado el acceso a esta ayuda aquellas desempleados a los que, cumpliendo los requisitos (+info), se les haya terminado su prestación contributiva o subsidio por desempleo hasta el 15 de agosto, incluido. Estas personas tienen dos meses de plazo para pedir el Prepara, desde la fecha en que se terminó su paro o subsidio.

¿Y el resto de casos? El desconcierto de la situación actual

Los problemas surgirán con quienes cumplan los requisitos de la ayuda a partir del 16 de agosto, es decir, aquellos casos en los que se termina la prestación o el subsidio por desempleo del 16 de agosto en adelante, ya que en estos casos la ayuda ya no está vigente y aunque se ha mencionado la posibilidad de que el gobierno apruebe la renovación con efecto retroactivo, aún no hay nada en firme y todo son especulaciones.

Quienes más pueden sufrir la desaparición del Plan Prepara son los jóvenes desempleados de larga duración sin hijos ni cónyuge a cargo, ya que las otras dos ayudas extraordinarias (RAI y PAE) exigen en el caso de la primera, tener más de 45 años (o encontrarse en situación discapacidad, violencia de género o emigrante retornado) y en el caso del PAE, además de ser parado de larga duración, tener responsabilidades familiares.

Las próximas semanas serán decisivas para conocer el futuro de esta y otras ayudas para los desempleados.  El gobierno ha convocado el próximo 4 de septiembre el comienzo de los trabajos de la mesa del plan de choque por el empleo para revisar el sistema de protección para los desempleados de larga duración,

En la actualidad y según datos del mes de julio, tan solo el 55,6 % de los desempleados reciben cobertura económica.

 

 

 

fuente: citapreviainem

Ningún comentario

Introduce un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies