• es
logo

Rambla Catalunya 66, 2 B

08007, Barcelona
Email: info@legalcity.es
Tel:   (+34) 93 487 09 73
WhatsApp: (+34) 685 033 093
HORARIO
De lunes a jueves: de 9h a 13:30h y de 16h a 20h
Viernes: de 9h a 15h

28 Feb Si alquilo un piso, ¿puedo subarrendar una habitación que esté vacía?

En los últimos años, se ha vuelto muy habitual la búsqueda de compañeros de piso, bien sea por querer compartir un piso y conocer personas nuevas, no poder permitirse pagar un piso, generar unos ingresos extras o por algún otro motivo.  

  

Cuando la persona que alquila un piso decide subarrendar una habitación en la vivienda, tiene que tener el conocimiento de los derechos y obligaciones de cada parte en el subarrendamiento. Para no confundir los conceptos, entenderemos que el subarrendatario se convierte en inquilino del inquilino. La primera persona que alquila el inmueble se convierte en arrendador de la persona a la que se ha alquilado un espacio determinado de la casa.  

Esta modalidad de alquiler está regulada en la Ley de Arrendamientos Urbanos, por lo que es una práctica legal. Esta ley establece en el artículo 8 que la vivienda arrendada solamente se podrá subarrendar de forma parcial y previo consentimiento escrito del arrendador.  

Ante esta opción, el propietario puede negarse a que esta práctica se lleve a cabo. En un futuro, para que el propietario no se encuentre con sorpresas, solo tendrá que incluir una cláusula en el contrato de alquiler indicando la prohibición de subalquilar las habitaciones a terceros. En caso de que el arrendador no haya consentido expresamente, por escrito, el propietario podrá rescindir el contrato de arrendamiento a los arrendatarios con quien lo otorgó, por cesión o subarriendo no consentido.  

En caso de que el arrendador acepte, el inquilino principal tendrá que hacer un contrato a cada una de las personas que subarriende la habitación, especificando la zona y las normas en esa vivienda. En este contrato, deberá aparecer la cuantía a pagar, que no podrá exceder, del que corresponda al arrendamiento.