A veces no vamos al juzgado a pelear sino a repartir amor


A veces nos pasamos la vida peleando en los juzgados, sin embargo hoy estamos ante una hermosa historia de amor.
Se trata de una chica latinoamericana que después de casarse con su esposo español, éste decidió adoptar a dos hijos de una relación anterior de la madre, y formar una nueva familia todos juntos.
Esta es una prueba de la diversidad humana que defendemos en Legalcity, y es una gran alegría ser nosotros quienes tengamos el privilegio de unir a esta familia para siempre.
Como siempre, ¡el amor es lo más importante en la vida! Muchas gracias a todos por confiar en Legalcity.