¿Cómo funciona una orden de alejamiento?

Las órdenes de alejamiento se dan en las situaciones en las que existe un peligro a la integridad física de una persona, ya sea hombre o mujer. Cuando más se utiliza, es en el ámbito de la violencia doméstica, dónde uno de los cónyuges es maltratado por el otro y existe peligro de que su integridad física se vea dañada o peligro de muerte, y por tanto el juez le pone una orden de alejamiento a la persona que ejerce el daño.

La ley confía en que esa persona no va a quebrantar la orden de alejamiento, si la policía detecta por algún medio que esa orden se está violando, que ha incumplido la distancia de alejamiento lo pueden detener y lo pueden procesar por un delito de quebrantamiento de condena. Cuando esto se detecta, no hay una ejecución de la orden de alejamiento si no que hay una acusación nueva por haber quebrantado la orden anterior.