¿Cómo se adquiere la nacionalidad española?

La nacionalidad es el vínculo que reconoce la pertenencia de una persona a un Estado, implicando derechos y deberes políticos y sociales.
Existen diferentes modos de adquisición de la nacionalidad española:
 
Nacionalidad para españoles de origen
Son aquellos quienes cumplan una de las siguientes características: nacidos de padre o madre española; los nacidos en España cuando sean hijos de padres extranjeros si uno de los dos padres ha nacido en España;  los nacidos en España de padres extranjeros cuando ambos carecen de nacionalidad (apátridas); los niños nacidos en España de cuyos padres se desconoce la identidad; y los menores de 18 años que sean adoptados por un español.
 
Nacionalidad por posesión de estado
La persona que haya poseído y utilizado esta nacionalidad durante diez años, de forma continuada, de buena fe (sin que tenga conocimiento de que no es español en realidad), en base a un título inscrito en el Registro Civil, tendrá derecho a la nacionalidad española.
La nacionalidad española no se perderá aunque se anule el título inscrito en el Registro Civil.
 
Nacionalidad por opción
Este es un beneficio que ofrece la legislación española a extranjeros con determinadas condiciones para poder adquirir la nacionalidad española.
A través de este beneficio, podrán adquirir la nacionalidad española aquellas personas que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español. El plazo para esto caduca cuando el interesado cumple los 20 años de edad.
También podrán adquirirla aquellas personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España.
Asimismo, optarán aquellas personas cuya determinación de la filiación (la determinación de la filiación significa establecer quiénes son los padres de una persona) o nacimiento en España se produzca después de los dieciocho años de edad. En este supuesto, el plazo para optar a la nacionalidad es de dos años desde que se determina la filiación o el nacimiento.
En el caso de que la adopción por españoles se realice después de los 18 años de edad, el derecho a optar existe hasta que transcurra el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción.
 
Nacionalidad por residencia
La persona debe residir en España durante diez años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición de nacionalidad.
En algunos casos, el período de residencia para poder hacer la solicitud es menor: en la condición de refugiado es de cinco años. Para los nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí es de dos años.
Y de un año para quienes:

  • Hayan nacido en territorio español.
  • El que no ejerció debidamente su derecho a adquirir la nacionalidad española por opción.
  • El que haya estado sujeto legalmente a la tutela (bajo la vigilancia de un tutor), guarda o acogimiento de un ciudadano o institución españoles durante dos años consecutivos, incluso si continuare en esta situación en el momento de la solicitud.
  • El que, en el momento de la solicitud, lleve un año casado con un español o española y no esté separado legalmente o de hecho.
  • El viudo o viuda de española o español, si en el momento de la muerte del cónyuge no estaban separados, de hecho o judicialmente.
  • El nacido fuera de España de padre o madre, (nacidos también fuera de España), abuelo o abuela, siempre que todos ellos originariamente hubieran sido españoles.

 
Nacionalidad por carta de naturaleza
Debido al carácter graciable de esta forma de adquisición no se sujeta a las normas generales de procedimiento administrativo. Será otorgada o no discrecionalmente por el Gobierno mediante Real Decreto, tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales.