¿Cómo se protegen los derechos de la comunidad LGTBI en España?



 

Cada 28 de junio se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBT. A día de hoy todavía existen países en el mundo donde la diversidad sexual está perseguida por parte de las autoridades y las leyes y duramente castigada.  

España pionera en diversas iniciativas legales, en 2005 fue el tercer país en legalizar los matrimonios homosexuales después de los Países Bajos y Bélgica, y el primero en legalizar la adopción monoparental. 

En 2015, el Parlamento catalán reformó el Código de familia legalizando la adopción entre parejas del mismo sexo. Meses más tarde el Congreso de los diputados reformó el Código Civil (CC) y reconoció el derecho al matrimonio y la adopción a parejas del mismo sexo a través de la Ley 13/2005, substituyendo los conceptos de “el marido y la mujer” por “los cónyuges”.  

Por otro lado, en lo relativo al sexo de las personas, España aprobó la Ley 3/2007, que regula la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas.   

La legislación española ampara a las personas LGTBI frente a cualquier agresión o discriminación que puedan sufrir, siendo un agravante en el Código Penal cuando un delito se comente por la orientación o identidad sexual de la víctima.  

Según ACNUR, las peticiones de asilo por persecución por orientación sexual han aumentado de manera consistente en España.  

Por este motivo España está inmerso en varios proyectos para garantizar los derechos y libertades de toda la comunidad LGTBI. Uno de los últimos proyectos llamado “Proyecto Europeo Avanzando en la gestión de la diversidad LGBT en el sector público y privado (ADIM), financiado por la Unión Europea y en el que han participado 16 empresas y 8 universidades públicas de España y Portugal, tiene como objetivo buscar mejoras en el respeto y la inclusión de las personas LGTBI en ámbitos laborales.  

Artículos relacionados: