Conoce cuándo debes hacer una denuncia, demanda o querella

Es habitual utilizar los términos denuncia, demanda y querella como sinónimo. Incluso, leemos noticias en las que los medios de comunicación usan estas palabras con un tratamiento similar. Sin embargo, desde el punto de vista jurídico, estas tienen conceptos distintos.

Las tres son formas de iniciar un procedimiento judicial, pero la diferencia radica en la vía judicial por la cual se actuará: lo relativo a civil, mercantil o laboral comienza con una demanda; y lo que corresponde a un procedimiento penal inicia con una denuncia o querella.

Las demandas y las querellas tienen en común que ambas necesitan ser redactadas por escrito y estar firmadas por un abogado y procurador.

Denuncia

 Es una declaración que realiza un ciudadano ante la Autoridad o funcionarios para notificar sobre la existencia de hechos que pueden ser delictivos. Se puede realizar una denuncia tanto por escrito como verbalmente. Para realizar una denuncia no es necesario un abogado o procurador.

Demanda

 Una demanda es la petición de una persona para que la justicia actúe en contra de los intereses de otra persona, de esta manera se solicita que se inicie un proceso judicial.

Querella

 Es la declaración escrita de una persona comunicando al Juez hechos que pueden ser delictivos, solicitando la apertura de un procedimiento criminal. Para realizarlo es necesaria la intervención de un abogado y procurador. De esta manera, parece semejante a una denuncia, pero para una querella se exigen requisitos distintos a los de la denuncia. Además, en la querella se tiene la intención de ser parte acusadora, mientras que en la denuncia, no.