Divorcios en tiempos de pandemia



A más de uno le estará pasando factura el confinamiento. Como muchos sabrán, situaciones como las que estamos viviendo en la actualidad, provocan una gran crisis entre muchas parejas llevándolas a las puertas de un divorcio.

Hay que recalcar, que el confinamiento no es el desencadenante de la situación, sino más bien son problemas que se vienen arrastrando desde hace tiempo.

Todas aquellas personas que estén pensando en divorciarse, deben saber que la Justicia está paralizada, por lo que los plazos procesales para la resolución se retrasarán.

No obstante, de forma excepcional para este 2020, según el Real Decreto – 16/2020, de 28 de abril, se declara como días hábiles del 11 al 31 de agosto para poder recuperar la actividad procesal que no se haya podido realizar durante el estado de alarma y así evitar el colapso de los tribunales.

Los juzgados de familia están entre los que esperan mayor carga de demandas derivadas del clima tenso en los hogares.

En los casos que se quiera tramitar un divorcio express, lo podrán hacer siempre y cuando no existan hijos comunes menores de edad. Esto significa que las partes podrán formalizar un acuerdo a través de la firma del convenio regulador de separación o divorcio ante Notario, sin necesidad de acudir a la vía judicial.