El sexting podría traerte problemas legales

Algunos de estos delitos se dan cuando las fotos enviadas van más allá de donde deberían: el receptor difunde la foto que en un principio era privada; terceras personas reciben la foto y la reenvían; o almacenan este tipo de contenido en su teléfono u ordenador. Las personas que están involucradas en esta práctica tienen tanto derechos como obligaciones. Así que si en algún momento te ves expuesto públicamente con la difusión de este tipo de contenido, esto es lo que puedes hacer:

  1. Busca al propietario del dominio y solicítale que retire la imagen (en caso de que esté colgada en alguna página web).
  2. Si se encuentra publicada en alguna red social como Facebook o Instagram, la acción más rápida es denunciar la imagen en dicha plataforma para evitar que tenga mayor alcance.
  3. Haz una denuncia a la autoridad correspondiente. En España la Policía Nacional y la Guardia Civil tienen departamentos especializados en este tipo de delitos: la Brigada de Investigación Tecnológica y la Unidad de Delitos Telemáticos.
  4. También puedes realizar una demanda civil o penal.

El Código Penal español en su artículo 197.7 considera como delito difundir, revelar o ceder a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales privadas sin autorización de la persona afectada. Incluso, establece un castigo de pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses. El Código Civil también es muy amplio en relación a la protección de imagen, por lo que en estos casos se estaría vulnerando varios derechos civiles de la víctima.