Entré a España con carta de invitación, ¿qué sucede si me quedo?

Una carta de invitación es un documento que acredita tener el alojamiento cubierto durante todo el período de estancia en España (emitida por un familiar o amigo). Si no se posee esta carta, para entrar a España se deberán acreditar otros documentos que avalen las condiciones de estancia en territorio español, como por ejemplo las reservas de hoteles.  

¿Pero qué pasa cuando el invitado supera el período de estancia como turista? 

La carta de invitación implica un compromiso de retorno al país de procedencia una vez que se haya finalizado el período de estancia estipulado. Por lo cual, si el extranjero con carta de invitación decide quedarse en España, se estaría incumpliendo el compromiso de retorno, que fue realizado ante un funcionario policial. 

La Ley establece un plazo máximo de 90 días (3 meses) para permanecer en España en condición de turista. Superado ese tiempo, se estaría incumpliendo la ley y las autoridades españolas pueden proceder a la expulsión del extranjero del territorio español y acarrear importantes sanciones económicas para el invitante.  

Todo esto se advierte al momento de realizar el trámite de la carta de invitación.  

Si vienes a España con la intención de residir, lo más recomendable es que contactes con nuestro equipo experto en Extranjería para que pueda asesorarte y evitar malos ratos a ti y a terceras personas.