Los Derechos Humanos son universales, indivisibles e interdependientes

A 75 años de la liberación de Auschwitz, es un buen momento para recordar los Derechos Humanos y su importancia en el mundo actual.  

La Declaración Universal de los Derechos Humanos nació en Europa a finales de los años 40 con el principal motivo de evitar que volviera a suceder una catástrofe como el holocausto en la Segunda Guerra Mundial.  

Esta Declaración reúne un plan de acción global para la libertad y la igualdad, con la finalidad de proteger los derechos de todas las personas en todos los lugares.  

 A partir de la Declaración se han desarrollado muchos tratados de derechos humanos y es una referencia para lo que en todos los países se debe proteger y promover.  

Los Derechos Humanos son universales, indivisibles e interdependientes, lo cual quiere decir que todos los gobiernos deben tratar de un modo justo y equitativo todos los derechos humanos, sin discriminación.