SNB fue acusada injustamente de proferir amenazas contra otra persona. Tras el examen detallado del caso, se pudo descubrir que todo era mentira, y la cliente fue absuelta. 
 
 
¡Enhorabuena a SNB!