Mujer migrante durante la pandemia

 ¿Por qué emigran las mujeres?

La vulnerabilidad ha aumentado en las mujeres migrantes en el contexto de la COVID-19

 

En conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la Organización de las Naciones Unidas Mujeres celebra este día bajo el lema de Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19 y reconoce y celebra las contribuciones por las mujeres migrante de todo el mundo, muchas de las cuales están trabajando en primera línea de la crisis de la CODIV-19.

Un día para hablar de derechos y oportunidades en el ámbito femenino. Histórica y estadísticamente las mujeres son quienes padecen mayor precariedad laboral, poseen menos presencia en la vida pública y llegan a sufrir más violencia. Sin embargo, poco se ha hablado sobre el por qué emigran las mujeres. 

Existe el derecho a la movilidad humana, pero la mujer migrante puede encontrarse con situaciones de violencia, trata y tráfico de personas, secuestros, abusos sexuales y discriminación. Estas situaciones se han visto empeoradas en el contexto de la pandemia. Los impactos del coronavirus han marcado unas mayores desigualdades para aquellas personas que están en una situación de desigualdad. Según los datos de la ONU, sólo un 22% de las trabajadoras migrantes en todo el mundo cuentan con protección social. 

A la fecha de hoy las mujeres, según el Banco Mundial, son casi la mitad de la población migrante de todo el mundo y para tomar la decisión de emigrar suelen verse influenciadas por tres causas principales: económicas, sociales y criminales

Su migración realiza un impacto positivo en la economía, fortaleciéndola. Además, las remesas que envían mejoran los medios de vida y la salud de sus familias, así que cumplen un papel fundamental de sostén y cuidado. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 10 Cosas que un inmigrante en España debe saber

Hay cinco puntos claves para entender aún más la migración femenina: 

  • Desigualdad de género como impulso para emigrar

Sobre todola exclusión social presente en muchas partes de Latinoamérica, África y Asia. 

  • Miedo a perder la vida 

El instinto de supervivencia es un motor para emigrar cuando sienten amenazas hacia su vida o integridad física. 

  • Retos intelectuales, sociales, emocionales…

En general, el hecho de emigrar significa enfrentarse a situaciones totalmente nuevas, salir de la zona de confort. No obstante, el colectivo femenino en muchas oportunidades debe confrontar los prejuicios, el rechazo, críticas… 

  • Migración femenina vs. migración masculina

En décadas anteriores eran mayormente los hombres quienes emigraban en busca de nuevas oportunidades, pero en los últimos años se ha visto un aumento en el número de mujeres que toman la iniciativa de abandonar su país de origen para buscar una mejor calidad de vida para ellas y sus seres queridos, tanto así que ya las mujeres están por igualar y superar la cantidad de hombres que lo hacen. 

  • Perspectiva de género

Las mujeres, por lo general, no siempre se enfrentan a los mismos problemas. Estas mujeres se enfrentan a dificultades en el ámbito laboral; discriminación en el ejercicio de la ciudadanía y en la participación social;exclusiones en derecho a la justicia y a la información y factores de protección,acceso a la vivienda; restricciones en el acceso a la asistencia sanitaria pública, servicios de salud sexual; y factores de riesgo en cuanto a la violencia machista.

Para hacer frente a todo y dar una mayor visibilidad hay que hacer mayor énfasis en los recursos legales e institucionales, apoyar las iniciativas y proyectos de las entidades de mujeres migrantes.

¿Sabías que…?

Unas 100 millones de mujeres migrantes envían remesas a sus países. Actualmente, ante la pérdida de más de 495 millones de empleos desde el inicio de la pandemia —muchos de ellos en el sector de los servicios, que da empleo a un 74 % de las mujeres migrantes—, las familias que dependen de estas remesas son las que están atravesando una situación de mayor vulnerabilidad.