¿Para qué sirve la apostilla de La Haya?

La apostilla de la Haya es un tipo de certificación de carácter notarial, que tiene la finalidad de certificar la autenticidad de la firma del documento y habilitar su uso en países extranjeros.

Esta certificación debe su nombre a que fue acordada por todos los países que firmaron el documento llamado Hague Convention Abolishing the Requirement of Legalization for Foreign Public Documents en la Convención de La Haya de 1961.
La apostilla se aplica únicamente a documentos públicos y por estos se entienden los que han sido otorgados ante un Registro Principal o Notaría Pública, certificaciones oficiales, documentos administrativos o documentos que provienen de una corte del Estado.
Este certificado se adjunta al documento original para que posea validez en otros países.
Por ejemplo, un título académico debidamente registrado podrá ser apostillado y cualquier otro país del Convenio tendrá que reconocerlo sin necesidad de otro tipo de autenticación.
El Ministerio de Asuntos Exteriores correspondiente a cada país es el órgano competente más común para otorgar y autorizar la apostilla de La Haya.
Aquí puedes encontrar los países que están adjuntos a este convenio:

A-HI-PS-ZH
AlbaniaIsraelSan Cristóbal y Nieves
AndorraJapónSanta Lucía
Antigua and BarbudaKiribatiSaint Vincent
ArgentinaMacaoSamoa
AustraliaMacedonia del NorteSerbia
BahamasMalasiaSeychelles
BarbadosMarshall IslandsSingapur
Bosnia y HerzegovinaMauritiusSolomon Islands
BrasilMéxicoSouth Korea
BruneiMicronesiaTaiwan
CanadáMoldovaTimor Leste
ChileMónacoTonga
ColombiaMontenegroTrinidad y Tobago
Costa RicaNauruTuvalu
DominicaNueva ZelandaUcrania
El SalvadorNicaraguaUnited Arab Emirates
GeorgiaPalauUnited States of America
GrenadaPanamáUruguay
GuatemalaParaguayVanuatu
HondurasPerúVenezuela
Hong Kong