¿Qué es un día de asuntos propios?

¿Qué es un día de asuntos propios?
Un día de “asuntos propios” es un día en el que un trabajador puede faltar a su trabajo, por un motivo personal, que no tiene que justificar ni explicar a la empresa, pero que es una falta de asistencia justificada.
En el caso de los funcionarios son los llamados “moscosos”, que tienen una regulación propia, completamente distinta. En este artículo vamos a analizar los días de asuntos propios de los trabajadores por cuenta ajena.

No, no existe un derecho general de los trabajadores a los días de asuntos propios, aunque es una creencia muy extendida.
Solo se tiene derecho a los días de asuntos propios si así viene establecido expresamente en el Convenio Colectivo , en el contrato de trabajo ,  o se ha pactado con la empresa. Y se tiene derecho al número de días de asuntos propios que venga establecido en dicho Convenio, contrato, o pacto. Si no está establecido en estas normas o contratos, no se tendrá derecho a días de asuntos propios.
¿Cómo se si tengo derecho a días de asuntos propios?
Lo primero que hay que hacer es buscar y mirar el Convenio Colectivo . No tienen porqué llamarse “asuntos propios”, pero habrá que ver si se tiene derecho a un permiso que implique poder faltar a trabajar sin tener que justificarlo. Además habrá que ver si vienen establecidos en alguna cláusula anexa en el contrato de trabajo o en las normas de funcionamiento que la empresa haya dado al trabajador.
Puede darse el caso que el Convenio Colectivo establezca que se tiene derecho a los días de asuntos propios en función a la jornada que se realiza. Es decir, que si se está a media jornada, puede indicar el Convenio que se tiene derecho a la mitad de los días, sin que esta diferenciación suponga una discriminación, según la jurisprudencia.