¿Qué sucede con un extranjero cuando comete un delito?

“Las penas de prisión de más de un año impuestas a un ciudadano extranjero serán sustituidas por su expulsión del territorio español”, según el Código Penal. Es decir, que el Juez podrá acordar la expulsión de un extranjero cuando comete un delito en España.

Aunque el extranjero esté residiendo en España legalmente y con permiso de trabajo, si es condenado por un Juez a una pena de más de un año de prisión, se establecerá la expulsióndel mismo del territorio español.
En el caso de que la pena impuesta de prisión sea inferior o de diferente clase (como por ejemplo una multa, retirada el permiso de conducir…) no se procederá a la expulsión.
Cuando la pena de prisión impuesta es superior al año, será obligatorio para el Juez determinar la expulsión, por lo cual este no tiene facultad potestativa.
Existe excepción en los siguientes casos:

  1. Si la pena impuesta es superior a 5 años, el Juez deberá acordar que el extranjero cumpla la totalidad de la pena o parte de esta en España. Se procederá a la expulsión del penado del territorio español cuando este cumpla la parte de la pena que se hubiera determinado, acceda al tercer grado o se le conceda la libertad condicional.
  2. El Juez deberá valorar entre la pena impuesta y las circunstancias personales del autor del hecho para poder acordar la expulsión cuando el extranjero posee algún tipo de arraigo en España: existencia de familia que dependa del condenado, vínculos laborales, propiedades, relación consolidada, entre otros.
  3. Si el ciudadano extranjero pertenece a la Unión Europea, podrá tener lugar la expulsión únicamente cuando el penado represente una amenaza grave para el orden público o la seguridad pública en relación a la naturaleza, circunstancias y gravedad del delito cometido, sus antecedentes y circunstancias personales.