¿Cuáles son los requisitos para el arraigo social?

La autorización de residencia por arraigo social podrán obtenerla los extranjeros que acrediten la permanencia continuada en España durante un período mínimo de tres años y deberán cumplir los siguientes requisitos:
  • Carecer de antecedentes penales en España y en los países anteriores en los que haya residido los últimos cinco años.
  • No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a quienes se les pueda aplicar el régimen de ciudadano de la Unión.
  • No encontrarse dentro del plazo de compromiso de no retorno a España.
  • No tener prohibida la entrada en España.
  • Poseer vínculos familiares con otros extranjeros residentes o españoles, o presentar un informe de arraigo que acredite su integración social, emitido por la Comunidad Autónoma donde estén residiendo actualmente.
  • Tener un contrato de trabajo firmado por el trabajador y el empresario en el momento de la solicitud de duración mínima de un año. En este caso, la empresa debe estar inscrita en la Seguridad Social y estar al día con el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social. Así mismo, se podrán presentar varios contratos siempre y cuando todos ellos tengan una duración mínima de un año, y cuya suma debe representar una jornada semanal no inferior a treinta horas en el cómputo global.

La presentación del contrato se podrá eximir en el caso que se certifique que se cuenta con medios económicos suficientes o que los mismos derivan de una actividad por cuenta propia.