Sin papeles: acceso a la salud pública

Son tres los requisitos que establece Sanidad para que un extranjero sin residencia legal en España pueda ser atendido gratuitamente:  

  1. Se deberá presentar el pasaporte o documento oficial de identidad expedido por el país de origen. Si esto no fuera posible, se podrá acreditar un documento con fotografía emitido por la Administración General del Estado. Para el caso de los menores de edad, se necesitará presentar el certificado de nacimiento o libro de familia emitido por su país de origen o por España.
  2. Se necesitará también un certificado o volante de empadronamiento actualizado en la comunidad donde se prestará la asistencia sanitaria. Este padrón deberá contar con una antelación mínima de tres meses.  
  3. También se requerirá un certificado de no exportación del derecho a la cobertura sanitaria emitido por el país de origen. Igualmente, será necesario un certificado que demuestre que no existen terceros obligados al pago como por ejemplo un seguro privado vigente y válido en España.  

Luego de que la solicitud haya sido valorada y aceptada, la persona será incluida  tanto en la base de datos de población protegida autonómica o del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria como en la del Sistema Nacional de Salud en un plazo no mayor a tres meses. 

Este documento deberá renovarse cada dos años.  

Sin embargo, este es un derecho que podrá ser revocado en situaciones puntuales como por ejemplo:  

  • Cuando la persona obtenga la residencia legal en España. 
  • Llegue a producirse un cambio de situación legal que permita acceder a la cobertura sanitaria pública por otro medio.  
  • Se produzca un incumplimiento sobrevenido de alguno de los requisitos que se presentaron.  
  • Se caduque el período de reconocimiento vigente del documento acreditativo.  
  • El documento sea utilizado de forma fraudulenta. 
  • Se compruebe que se ha trasladado a España con una finalidad sanitaria.  
  • Se confirme que la información y/o documentos aportados en la solicitud son falsos.  

El inmigrante irregular que lleve menos de 90 días dentro de territorio español que necesite asistencia sanitaria podrá solicitarla a través de un informe de asuntos sociales.