¿Tienes problemas con tus inquilinos?

Si tras alquilar tu vivienda/local, te surgen problemas con tu inquilino o  deseas disponer de tu propiedad, debes saber que como propietario tienes diferentes acciones para hacer valer tus derechos:

RECLAMACIÓN DE RENTAS: podrás presentar en el Juzgado una reclamación de las rentas que te adeuda tu inquilino, desde la fecha en que el mismo dejó de abonarlas hasta la presentación de la demanda, así como las que se devenguen después de presentada la misma. Para la presentación de la citada demanda será preciso aportar:

  • El contrato de arrendamiento original debidamente firmado
  • Justificantes del impago de las rentas por parte del inquilino (recibos)
  • Facturas que se vayan a reclamar de los gastos originados (agua, luz…)

DEMANDA DE DESAHUCIO: si lo que deseas es recuperar la posesión de tu vivienda/local, lo que deberás presentar es una demanda de desahucio. Con ello lo que se consigue es que tu inquilino abandone la vivienda. Ello se consigue mediante lanzamiento, siendo el Juez en todo momento el que dispone cuándo se produce el mismo y la consiguiente salida del inquilino de la vivienda, pudiendo acceder el propietario de nuevo a la misma. Es importante que tengas en cuenta que salvo que llegue a un acuerdo reflejado por escrito,  antes del citado lanzamiento no podrás acceder a la vivienda mientras se encuentre ocupada por el inquilino.

DEMANDA DE DESAHUCIO CON RECLAMACIÓN DE RENTAS: Se trata de aunar los dos procedimientos indicados anteriormente, es decir, presentar una reclamación judicial en virtud de la cual se solicite tanto que el inquilino abandone la vivienda como las rentas y gastos impagados.