A veces es mejor no llegar a juicio

Tras el despido sufrido por ADG, el equipo laboralista de Legalcity se puso manos a la obra y no hubo necesidad de llegar a juicio, pues la empresa reconoció todas las cantidades pendientes de pago, y le abonó al trabajador miles de euros.